10 RAZONES POR LAS QUE UN ENFOQUE DEL TRABAJO HÍBRIDO FUNCIONA

23.03.2021
Consejos
10 RAZONES POR LAS QUE UN ENFOQUE DEL TRABAJO HÍBRIDO FUNCIONA

Con los edificios de oficinas vacíos durante meses, ha quedado claro que las cosas nunca volverán a ser como antes. Los empleadores competitivos ya están planificando lo que sucederá a continuación.

Cuando se trata de la "nueva normalidad" del trabajo, para los empleados, se trata de tener opciones. A veces, esto significará un viaje a la antigua oficina (si todavía está allí). Otras veces, se tratará de avanzar en una oficina en casa improvisada. Pero cada vez más, un tercer espacio de trabajo especialmente diseñado está surgiendo como una opción “mejor que lo mejor de ambos mundos” que hace posibles nuevos niveles de productividad y equilibrio entre la vida laboral y personal, al tiempo que reduce drásticamente los gastos generales de la empresa.

Los empleadores inteligentes saben lo valiosa que es la flexibilidad de un espacio de trabajo dedicado para los trabajadores de hoy, y cómo un enfoque híbrido les permite:

1. Reunir al equipo

Si algo falta en el modelo de trabajo desde casa, es ese golpe de genio espontáneo que genera nuevas formas de pensar. Ese inseparable amigo del trabajo que todos extrañamos. Una vez que la pandemia cede, los espacios flexibles que permiten que los grupos interactúen revitalizan la colaboración y las relaciones vitales.

2. Priorizar la productividad

El entorno adecuado tiene el poder de hacer felices a las personas, y cuando las personas están felices, hacen su mejor trabajo. Desde la colaboración sencilla hasta el trabajo más exigente y sin distracciones, o el arte perdido de conocer gente nueva: un espacio de trabajo moderno se trata tanto de la sensación que crea como del trabajo que permite.

3. El bienestar en el lugar de trabajo

Solía ser una palabra de moda, pero hoy en día es absolutamente imprescindible en todos los ámbitos. Los espacios de trabajo dedicados están liderando la tarea de priorizar la salud y el bienestar de los trabajadores.

4. Trabajar flexible

Seamos realistas, una vez que todo esto termine, obligar a todos a regresar al horario de 9 a 5 en la oficina será tarea difícil. Los empleados se han adaptado a través de grandes cambios en la forma en que trabajan y esperarán la flexibilidad del empleador a cambio, junto con el respeto por sus nuevas rutinas y la confianza implícita en permitirles elegir cómo y dónde trabajar.

5. No quedarse atrás

No es ningún secreto que cuanto mayor sean las ventajas, más probabilidades habrá de que las empresas atraigan y retengan a los mejores talentos. Ofrecer beneficios basados en la flexibilidad diferenciará a los empleadores con visión de futuro. Los ajustes de trabajo modernos y el soporte inteligente para empleados remotos son el tipo de ventajas progresivas que la fuerza laboral de hoy está priorizando al sopesar sus opciones.

6. Sentirse valorado

Cada empleado es diferente. Ya sea que su situación de vida haga que trabajar desde casa sea un desafío, o que se hayan acostumbrado a la libertad en la forma en que trabajan y donde viven, honrar a cada individuo con opciones reflexivas muestra empatía y hace que los empleados se sientan valorados y apreciados, manteniéndolos motivados para el largo plazo.

7. Abrir nuevos caminos

Todos estamos descubriendo esta nueva forma de funcionar sobre la marcha. Al apoyar formas nuevas y audaces de colaborar, los empleadores están permitiendo flujos de trabajo completamente nuevos. Los equipos pioneros y los flujos de trabajo innovadores seguramente producirán resultados asombrosos que aún no podemos predecir, y allanarán el camino para lo que venga a continuación.

8. Tener buenos límites

Los empleados esperan más apoyo en la conciliación de la vida laboral y familiar al definir mejor el espacio entre las dos. Las empresas están aprendiendo que los trabajadores necesitan un espacio de trabajo seguro y conveniente unos días a la semana, donde puedan colaborar, socializar y ser productivos, y eso les permita regresar a casa renovados y recargados.

9. Mantenerse bien conectado

Por supuesto, un lugar encantador para trabajar es una gran ventaja, pero sin la infraestructura tecnológica para impulsar la productividad con una integración perfecta, es solo otro conjunto de paredes. Desde la programación de espacios para reuniones hasta el registro de horas, pasando por una conexión a Internet que funciona, la tecnología marca la diferencia en un espacio de trabajo moderno y permite la verdadera autonomía de los empleados.

10. Estar a la vanguardia

Los primeros en adoptar el coworking, el trabajo remoto y los modelos de oficina flexibles saben desde hace mucho tiempo que poder elegir dónde y cómo trabajar marca una gran diferencia en la satisfacción y la productividad laboral. Las circunstancias actuales han hecho avanzar este movimiento a la velocidad del rayo y han creado un aumento en la demanda en todas las industrias.